Tratamientos de fertilidad

Tratamientos de fertilidad
1 5

LOS DIFERENTES TRATAMIENTOS DE FERTILIDAD

Problemas de fertilidadHace unas semanas os hablábamos de hábitos para favorecer la concepción, cuando pasa un tiempo sin quedarte embarazada, y de cómo los test de ovulación pueden ayudaros en esta tarea, al permitiros conocer vuestros días más fértiles.

Sin embargo, en un 15% de las ocasiones, el embarazo no llega, y es quizá el momento de pensar en los tratamientos de fertilidad. En general, deberíais poneros en contacto con vuestro médico si no os quedáis embarazadas después de un año, si sois menores de 35 años, o en seis meses, si sois mayores de 35 años.

El primer especialista al que se debe acudir es al ginecólogo, él realizará pruebas, para determinar si las posibles causas de infertilidad son achacables a la mujer, y os derivará en su caso a los especialistas adecuados.

Lo habitual es que las primeras pruebas vayan encaminadas a determinar si existen problemas en los ovarios, útero y trompas de Falopio en el caso de las mujeres, o en la eyaculación o calidad del esperma, en el caso de los hombres.

Una vez realizadas estas pruebas, en el 80% de los casos, la infertilidad puede tratarse por medio de medicación específica, que el especialista determinará, siendo las más habituales:

  • En el caso de las mujeres: Medicamentos para inducir la ovulación, especialmente en el caso de ovarios poliquísticos y/o si sois mayores de 35 años.
  • En el caso de los hombres: Medicamentos para mejorar la calidad del esperma afectada por problemas hormonales, o para paliar las dificultades en la eyaculación.

Si la medicación no funciona, el especialista pasará a plantear la posibilidad de someterse a un tratamiento de reproducción asistida. Siendo la inseminación intrauterina, la fecundación in vitro y la inyección intracitoplásmica de espermatozoides los más utilizados.

Inseminación Intrauterina

Inseminación intrauterinaSuele ser el primer tratamiento que se utiliza en caso de existir una infertilidad inexplicable, y consiste en seleccionar espermatozoides rápidos, ya sean de la propia pareja o de otro donante, y colocarlos en el útero justo antes del período de ovulación.

No suele tener efectos secundarios, y las probabilidades de éxito son altas, aunque ningún método es infalible.

Fecundación In Vitro

Fecundación in vitroConsiste en la extracción de óvulos, para fecundarlos con espermatozoides en un laboratorio, y después implantarlos en el útero de la mujer.

Suele practicarse en el caso de que la inseminación intrauterina no haya dado resultados, o si existen problemas como bloqueo de las trompas de Falopio.

Existen algunas complicaciones que pueden aparecer en el caso de la fecundación in vitro, como la mayor probabilidad de tener embarazos múltiples (conviene consultar el historial de embarazos múltiples de la clínica donde realicemos el tratamiento). También puede aumentar el riesgo de un embarazo ectópico.

También en el proceso de extracción de los óvulos pueden producirse infecciones, que no revisten gravedad y son tratadas sin problemas con antibióticos.

www.libertytest.es

Inyección Intracitoplásmica de Espermatozoides

Es muy similar a la fecundación in vitro sólo que, en este caso, se implanta más de un espermatozoide en el óvulo, y se utiliza cuando existen problemas graves con el esperma, o de incompatibilidad entre esperma y ovario.

Los efectos secundarios que pueden aparecer, son los mismos que en el caso de la fecundación in vitro.

Mercedes Fuster

1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *