Recuperar la figura después del parto

Si quieres recuperar la figura después del parto…

recuperar la figura después del partoTe damos algunos consejos

Una de las cosas que más preocupa en general a las mujeres, es cómo recuperar la figura despues del parto y de nueve meses de embarazo, durante los cuales, hemos visto cómo nuestro cuerpo iba cambiando, ensanchando y redondeándose, día tras día. Vamos a ignorar a las suertudas que solo engordan de tripa, y no tienen que hacer ningún esfuerzo extra para no coger 10 kilos extra en el proceso, y nos centraremos en las mortales a las que por más que intentamos en su día, controlar el tema, se nos fue de las manos.

Primer punto: Procura controlar tu peso desde el día 1.

Esto, que parece fácil, es lo más complicado. En primer lugar, porque durante la gestación, se suele tener más hambre de lo habitual y si encima no tienes nauseas, es muy, pero que muy difícil, resistirse a comer como si no hubiera mañana. Pues bien, el truco es comer, pero en pequeñas cantidades a lo largo del día, y por supuesto, algo que no sea un pastel, un bocata de calamares o unas cortezas de cerdo. ¿Qué tal una pieza de fruta? O un yogurt, zanahoria cruda, snacks de arroz o un par de palitos de pan. Esto puede saciar un poco la ansiedad y calmar nuestro instinto devorador.

También tengo que decir por experiencia propia, que eso de comerte una frutita, cuando en tu cabeza flota un enorme donut de chocolate fondant, es un sacrificio que pocas están dispuestas a hacer. También por experiencia propia, os recomiendo que lo intentéis encarecidamente, porque yo he sido de las que se quedó con todos los bollitos y bocatas de calamares repartidos entre cintura, glúteos y piernas (por no mencionar los brazos) Si eres de las mías, pasemos al siguiente punto.

Vale, no he seguido el punto 1, y ahora, ¿Qué hago?

Por supuesto, si estás dando el pecho, no es aconsejable que te dispongas a meterte de lleno en una dieta estricta. Tampoco si no das el pecho, ya que lo mejor es adelgazar de manera progresiva, poco a poco, pero de manera sana y constante, para no recuperar de nuevo los kilos en un corto espacio de tiempo. Lo normal es, que, sin hacer dieta, pero comiendo sanamente y con los mismos hábitos que tenías antes del embarazo, vuelvas a tu peso normal en un plazo de un año. Si no puedes esperar, acude al endocrino y sigue una dieta bajo control médico.

Ejercicio moderado para recuperar la figura después del parto

Se puede adelgazar solo haciendo dieta o adquiriendo hábitos saludables de alimentación, pero sin duda, acompañarlo de ejercicio es lo más deseable. El ejercicio nos permite modelar nuestros músculos a la vez que eliminamos toxinas y si a esto le añadimos una alimentación sana, los resultados pueden ser sorprendentes. Si no estás acostumbrada a esto del movimiento corporal, al menos puedes probar durante unos días. Está demostrado que realizar deporte o ejercicio, produce un hábito que a la larga nos hace querer más y más.

Si te sigue tirando de sisa, intenta al menos dejar el coche para largos recorridos y andar más. Tampoco es necesario que te prepares para una maratón, pero sí que tu cuerpo se mueva y genere un desgaste de energía y calorías acumuladas. Recuerda que el peso hay que perderlo despacio para darle tiempo a tu piel a que se adapte al nuevo tamaño. No sabemos que es peor, si los kilos de más o los pellejos colganderos.

Por más que lo intento, no consigo recuperar mi antiguo cuerpo

Este caso se puede dar por muchos motivos, pero no tienen que ver con el embarazo, sino con la edad, el metabolismo y algún problema hormonal. Eso sí, aunque llegues a recuperar tu peso de antes, tu cuerpo no volverá a ser exactamente el mismo, ya que el embarazo ha desplazado todo lo habido y por haber ahí dentro y todo ha ensanchado un poco. No te preocupes, apenas se nota, pero tienes que tenerlo en cuenta.

Resumiendo, que aunque cuando tu bebé nace, es el centro de tu vida, no está de más intentar recuperar el cuerpo perdido, y si no es posible, pues nos acostumbramos a nuestro nuevo look de madre e intentamos sacarle el mayor partido posible.

¡Un abrazo!

Compra nuestros test aquí

1 comentario

Trackbacks y pingbacks

  1. […] Si estás embarazada puede que te estés planteando que tipo de alimentación prefieres dar a tu bebé. Todas somos conocedoras de los beneficios de la lactancia natural, y es evidente que la leche materna es buena para el bebé. Esta se produce única y exclusivamente para esta función. Sin embargo, pocos nos informan acerca de los beneficios de dar el biberón. […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *