¿Qué pasa si tengo gatos y estoy embarazada?

¿Qué pasa si tengo gatos y estoy embarazada?
Valora esta página

¿Pasa algo si tengo gatos y estoy embarazada?

tengo un gato y estoy embarazada

Los gatos son animales extremadamente limpios

Pues no, no pasa nada. Solamente tienes que saber, que no puedes manipular el cajón de la arena por el riesgo a contraer Toxoplasmosis, a no ser que hayas dado positivo en la prueba, en cuyo caso, estás inmunizada.

Los gatos son uno de los animales más limpios que existen. Recuerdo que hace años, una muy querida amiga, estaba muy preocupada porque su gato dormía todas las noches con su hija de dos años. Le consultó al médico si podría tener algún problema y él le contestó, que los muñecos de peluche que solemos tener en la cuna o cama de los niños, tienen muchísimas más bacterias que un gato, por no hablar de los ácaros. Le dijo que podía estar muy tranquila si el gato no era agresivo.

La higiene de los gatos

Los gatos poseen una sustancia desinfectante en la saliva, por eso nunca huelen mal, siempre tienen el pelo reluciente y pasan horas a lo largo del día acicalándose. Hablamos por supuesto de gatos caseros. Los pobres gatitos que viven en la calle, en ocasiones no pueden limpiar todas las sustancias de su pelaje y entre otras cosas, pueden tener parásitos y enfermedades que solo pueden ser detectadas por un veterinario. No es recomendable incorporar a la vida familiar a un gatito al que hemos recogido de la calle sin haber pasado antes una minuciosa inspección en una clínica veterinaria.

Compra aquí tus test ultrasensibles de embarazo y ovulación Libertytest

Las primeras semanas del bebé

No obstante, durante las primeras semanas de vida de tu bebé, es importante que el gato se mantenga alejado de él, ya que su sistema inmunológico todavía es muy debil y podría desarrollar algún tipo de alergia. Cuando el bebé tenga unos meses, no habrá ningún problema.

Gato y embarazo

El embarazo y tu mascota

A los amantes de estos pequeños felinos, os recordamos que ya en el antiguo Egipto eran animales sagrados y muy valorados y protegidos. Podríamos extendernos hasta el infinito hablando de estas pelotillas de pelo adorables pero nos desviaríamos demasiado del tema que nos ocupa.

Esperamos haber disipado algunas dudas sobre estos enigmáticos y fantásticos compañeros que nos hacen la vida más agradable sin pedir nada a cambio.

¡Un abrazo!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *