los orgasmos durante el embarazo

Qué cambios experimentarás durante el embarazo

Qué cambios experimentarás durante el embarazo
2 5

Siempre hemos recordado la importancia de enseñar buenos hábitos alimenticios en los niños. Sin embargo, hoy deseamos enfocarnos en lo que ocurre antes de eso. Estamos hablando de la etapa del embarazo, en la cual la mujer es susceptible de experimentar cambios sorprendentes, o mejor dicho, como si se tratase de una mutación, ya que la mujer parece convertirse en una persona distinta a la que incluso le cambia el número de calzado.

Claro, la buena noticia es que, una vez culminada la etapa, obtendrás el premio mayor: ¡tu bebé!

Los cambios en el embarazoAumentarás de peso

Es probable que ya lo sepas, pues todos lo mencionan, que durante la etapa de gestación engordarás un par de kilos, que hay ciertos alimentos que debes comer durante el embarazo, que podrías estar más sensible, tendrás más sueño e incluso podrías parecer despistada. Tu humor también experimentará cambios ya que algunas veces estarás muy triste y otras muy contenta, pues es una época en la cual las hormonas serán las protagonistas.

Tan pronto como los meses vayan avanzando, te irás sintiendo un poco torpe y tendrás dificultad para moverte por el volumen que ahora tendrás encima, más la hinchazón en las piernas y el cansancio. Algunos de estos cambios resultan evidentes, no obstante, otros no son tan notorios, y puedes encontrártelos por sorpresa. A estos cambios nos referimos en el presente artículo:

  1. Los pies… ¡te crecen!

Durante el embarazo, los pies te crecerán incluso una talla más, especialmente debido a la retención de líquidos. La buena noticia es que esto es transitorio y apenas des a luz podrás nuevamente disfrutar de tus hermosos zapatos.

  1. La miopía aumenta

Si ya eres miope, durante estos nueve meses podrías serlo más aún, como efecto de las hormonas. Incluso, si siempre te ha ido bien con las lentillas, quizás ahora no ocurra lo mismo. Por ello, si habías considerado hacerte alguna operación en la vista, no lo hagas hasta que pasen nueve meses luego del parto, una vez que tus hormonas y tu graduación estén estables.

  1. No toleras algunos olores

Durante este período no podrás tolerar olores que son cotidianos, tales como el perfume de tu amor, el aroma de las comidas que antes amabas, o incluso el de los muebles de tu casa. Tranquila, también pasará. No será un efecto eterno.

  1. Querrás comer cosas raras

Tu paladar experimentará cambios también, de repente ya no será tan gourmet y querrás comer cosas extrañas, e incluso alimentos que antes solías odiar, sin mencionar las combinaciones impensables que te provocará experimentar.

No te sorprendas si un día te ofrecen una invitación para ir a comer a un buen restaurante, pero la declinas para quedarte en casa comiendo un plato de albóndigas enlatadas. Si llegas a sentir atracción por cosas como la tiza, metales o cosas no comestibles, es posible que te esté ocurriendo un problema grave, conocido como pica, razón por la cual es recomendable que vayas de consulta con el ginecólogo.

  1. Tendrás una línea negra en el ombligo

Es posible que te salga una línea oscura, que va desde el ombligo hasta el pubis, llamada “línea alba”, y que irá desapareciendo después del parto. Esta línea marcará tu estomago en dos, y te recordará que tu corazón ahora late doble, por ti, y también por tu hijo.

  1. Disfrutarás de increíbles orgasmos

Sí, no todas son malas noticias. Pese al volumen que ahora tendrás a cuestas, y las demás molestias del embarazo, experimentarás una intensificación durante la gestación. Es probable que te ocurra durante el segundo trimestre, el mejor período de tiempo para las embarazadas.

Algunas mujeres sienten un aumento del deseo y disfrutan mucho más de los orgasmos, incluso con una mayor intensidad. En cambio, otras mujeres, llegado ese momento, descubren que jamás habían disfrutado del sexo hasta entonces.

La razón que explica este fenómeno es que la zona de la vagina presenta, durante la gestación, mayor irrigación sanguínea, lo cual incrementa el placer y la sensibilidad en la zona.

  1. La comida tendrá un sabor metálico

Además de las náuseas, vómitos y cambios digestivos durante la gestación, también experimentarás otro cambio que terminará por arruinar tus comidas: la disgeusia, es decir, la sensación de saborear metálico, tal como si tuvieses monedas en tu boca. Esto ocurre porque los niveles de estrógenos se desregulan. Lo bueno es que, como casi todo lo demás, terminará pasando.

  1. ¡Roncarás!

Las mujeres sin embarazo no roncan, al menos la mayoría, pero quienes atraviesan la gestación sí lo hacen. Esto sucede por la congestión nasal que experimentan, especialmente al final del embarazo. No debes sentir vergüenza, sólo será otra extraña anécdota para contar.

  1. Te saldrá pelo… en sitios que ni siquiera imaginabas

Tu melena de cabello lucirá más hermosa que nunca, esta es una gran noticia. Pues, a lo largo de los nueve meses, el cabello tiende a fortalecerse y luego entre en reposo, así que podrás disfrutar de un cabello que no se te caerá.

Sin embargo, la mala noticia es que tal vez podría salirte pelo donde no habías siquiera imaginado. A una parte de las mujeres embarazadas les crece pelo incluso en el rostro, la barbilla o los brazos. No podrás luchar contra esto, y pensar salir airosa, ya que es otro de los efectos de las hormonas, pero también volverá a su normalidad después de dar a luz.

  1. Tu corazón, al igual que otros órganos, se recolocan

A semejanza de un “tetris”, algunos órganos se desplazarán y se recolocarán durante el embarazo, incluido un órgano tan importante como el corazón. Pues, con el fin de hacer posible el crecimiento del útero, el corazón se desplazará más hacia arriba y hacia adelante. Otros órganos, como el hígado, los pulmones, e incluso el estómago, modificarán su posición habitual para ceder paso al bebé. Si te ha gustado nuestro artículo, nos encantaría que lo compartieras en tus redes sociales, gracias!

Tienda Libertytest

Edith Gómez

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *