No me decido a tener un hijo

No me decido a tener un hijo
3 3.7

¿No te decides a tener un hijo?

No te preocupes si no eres capaz de decidirte a tener un hijo. Eso, es lo más normal y lo más deseable, ya que la maternidad o paternidad, es un tema trascendental y muy posiblemente, la decisión más importante que tomes en tu vida. Un hijo es para siempre, hasta que te mueras y te mantendrá preocupada por mil motivos, el resto de tu vida.

La vida laboral y los bebés

la-conciliacion-laboral

Es el dilema de siempre. Parece que nunca es el mejor momento para tener un hijo, pero todo es ponerse. Vas a tener una baja de maternidad que te va a permitir estar con tu bebé durante unos meses. Después, puedes pedir una reducción de jornada, y en muchas empresas, tienen prioridad las madres a la hora de elegir un horario continuo de mañana. Luego, es una cuestión de cómo te organices con tu pareja, o si estás sola, con los medios de que dispongas (guardería, familia, amigos…)

Conozco a muchas mujeres que, en cierto modo, estaban deseando volver al trabajo, porque cuidar de un bebé las 24 horas del día, es duro, muy bonito, pero muy duro. Esto es algo que muchas mujeres no van a reconocer nunca, pero es muy normal y bastante humano.

Otro problema que ven algunas mujeres, es cómo va a reaccionar la empresa cuando sepa que estás embarazada. Vale, debes saber que no pueden despedirte si estás embarazada. En cualquier caso, lo mejor es que te informes en profundidad, antes de tomar una decisión.

El tema económico, un hijo es caro

Esto es relativo. Un bebé requiere unos gastos iniciales algo más fuertes, como la cuna y el carrito de paseo. Volvemos a lo mismo, cada persona es un mundo y en la mayoría de los casos, vas a recibir muchos regalos de amistades y familia. Si tienes suerte, estos gastos para ti, van a ser de 0€. Eso sí, mensualmente, los pañales y la leche, si decides no darle el pecho, son los gastos principales.

Lo peor viene cuando ya son algo mayores y empiezan a ir al colegio. Entonces los gastos se disparan, dependiendo de muchos factores, como el comedor, uniforme, si el colegio es público, concertado o privado… en cualquier caso, los gastos aumentan. Yo siempre digo, que nadie sabe cómo va a estar dentro de 4 años, así que lo mejor es no tener mucho en cuenta esto, y adaptar los gastos a tu economía, cuando llegue el momento.

Voy a perder mi libertad si tengo un hijo

se-acabo-la-juerga-tienes-un-hijo

Está claro que eso de las juergas nocturnas se acabó, al menos por unos años. A no ser que tengas la suerte de tener canguro de confianza y poder pagarlo, o un familiar amoroso y generoso, que de vez en cuando se ocupe de tu bebé. Eso sí, olvídate de que esto sea cada dos por tres, porque si tienes esa suerte, será algo esporádico. Por otro lado… te aseguro que tampoco te va a apetecer, si acaso tirarás de canguro, para poder dormir del tirón una noche.

Si eres de las que te gusta viajar, estás de suerte. Puedes seguir haciéndolo sin ningún problema, pero con un niño, deberás adaptar los viajes a él. Lo único que debes saber, es que, desde el mismo momento de su nacimiento, toda tu vida va a estar enfocada a que él esté bien. Si eres capaz de seguir haciendo tu vida, con bebé incluido y este está perfectamente atendido, eres muy afortunada.

Mi cuerpo no va a volver a ser el mismo después del parto

Seguramente no, pero no creas que te vas a quedar hecha un fistro. Los kilos de más se pierden con un poco de dieta y si practicas algún deporte o vas al gimnasio, volverás a estar estupenda en poco tiempo. Eso sí, seguramente, durante el primer año de vida de tu bebé, vas a tener otras preocupaciones. Esto no quiere decir que te abandones, pero seguramente, volverás a tu peso sin dramas ni complejos.

Y todo esto… ¿compensa?

los-besos-de-tu-hijo

Si. No solo lo digo por experiencia propia, es que no conozco a nadie a quien tener un hijo le haya restado. Te compensará solamente con verle feliz y sano. Te compensará cada vez que te diga que te quiere mucho mientras te da un abrazo de oso, y se convertirá en el amor de tu vida desde el principio.

Una última reflexión antes de terminar. Aún después de haber dicho todo esto, tener un hijo va a suponer un esfuerzo extra en todos los aspectos de tu vida, así que, si tienes la más mínima duda, dale una vuelta. Si estás dispuesta a la aventura, ¡Adelante!

¡Estaría genial que valoraras este artículo en las estrellitas de arriba!

¡Un abrazo!

Libertytest

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *