problemas de las madres autónomas

Madre y trabajadora autónoma

Madre y trabajadora autónoma
Valora esta página

SE NOS ACABARON LAS AYUDAS POR MATERNIDAD

Trabajadora autónoma, vamos a peor

Hace  tiempo, escribí un artículo sobre las ayudas que las madres autónomas teníamos, desde el embarazo hasta mucho después del parto. Una de las mejores ayudas que existía era la de la bonificación de la cuota de Autónomos durante un año… eso se acabó el pasado 13 de julio de 2012. En el artículo anterior, el fondo era de alivio al ver que las madres emprendedoras no estábamos tan desamparadas como parece a priori, el fondo de este artículo es de tristeza, después de conocer por datos oficiales y personales, que muchas de nosotras han tenido que tirar la toalla y darse de baja como autónomas. Parece que no, pero muchas mujeres estaban aguantando el tirón hasta la bonificación, porque suponía un alivio importante a la hora de sacar adelante nuestro proyecto, pero esto, ha hecho que el desánimo haya minado a más de una de nosotras.

PÍDELOS YA EN TU FARMACIA

PÍDELOS YA EN TU FARMACIA

Cómo me enteré

problemas de las madres autónomasTuve mala suerte, porque al jarro de agua fría que me echaron al darme la fatídica noticia, se juntó que la mujer que me tocó, estaba bastante cabreada (me imagino que también tendría lo suyo, sus recortes que no son pocos y sus problemas laborales) así que en lugar de un simple “lo siento” o un silencio, me dijo que era lógico que quitaran esta ayuda, ya que a las trabajadoras por cuenta ajena, también les habían recortado la bonificación de 100 € al mes tras la maternidad. En ese momento me vinieron a la cabeza, las numerosas ocasiones en las que había tenido que trabajar enferma, con fiebre, con conjuntivitis, con ciática o simplemente catarro.

También recordé un accidente de tráfico que me costó un par de costillas rotas y en aquella ocasión, tampoco pude quedarme en casa descansando con mi baja médica mientras cobraba mi sueldo porque… soy autónoma. El tema de las vacaciones mejor no lo toco, pero conozco gente que se queja amargamente por no haber podido irse a ningún sitio “este año”… yo llevo sin vacaciones seis largos años porque… soy autónoma. Luego está la presión de generar el dinero suficiente para pagar la cuota de autónomos, los impuestos, las facturas, la comida, la ropa, la gasolina, las reparaciones del coche, por no hablar de los gastos que genera mi bebé, sin poder ceñirme a un presupuesto porque yo no tengo un sueldo fijo… soy autónoma.

Los autónomos también lo tenemos muy crudo para financiar cualquier cosa, porque para los bancos, no somos de fiar al no tener un sueldo fijo, un mes podemos ganar más y otro menos, así que ni siquiera puedo pedir un préstamo para financiar por ejemplo, un coche nuevo o un portátil. Por eso, cuando la mujer que tenía delante me soltó lo injusto que era que las mujeres autónomas tuviéramos una pequeña ayuda, me entraron ganas de llorar de impotencia (de hecho creo que cuando salí a la calle tenía una lagrimilla por ahí) No voy a entrar en detalles, pero me trató fatal, incluso me impidió leer el BOE que ella tenía en la mano invitándome a que lo buscara yo misma en internet, porque esas copias eran “suyas”.

Desde el mes de julio, en el que salió este real decreto, se han dado de baja muchas mujeres autónomas tras su baja por maternidad, incapaces de sobrevivir o agotadas de luchar contra los molinos de viento que nos atacan.

Trabajadora autónomaQueridas amigas autónomas, emprendedoras, si ya las mujeres que trabajan por cuenta ajena, tienen problemas laborales a la hora de ser madres, ataros los machos porque para nosotras se avecinan malos tiempos. Se trata de sobrevivir y estoy segura de que por muchas trabas que nos pongan, por muy mal que se nos trate, lo vamos a superar porque… somos autónomas.

¡Un abrazo!

Tus test de embarazo ultrasensibles aquí

2 comentarios
  1. XDMNC
    XDMNC Dice:

    La verdad es que ya tienen “mala leche”, además de todas las desventajas tenemos que aguantar los comentarios de la gente…
    – No soy madre todavía pero estoy en ello y sigo pagando autónomos para poder recibir una ayuda el día que me toque, aunque me cuesta…
    – Me siento obligada a pagar una cuota de autónomas aunque no tenga trabajo, lo cual significa que hay meses en que no gano nada, incluso puedo acabar pagando, y todo por hacer las cosas legalmente y poder beneficiarme de mis derechos el día de mañana. ¿Por qué nos hacen pagar si no ingresamos nada?
    – Me cuesta mucho llegar a fin de mes y encima como tú dices teniendo que pagar los autónomos, el móvil, la gasolina, las reparaciones del coche, además de todos los gastos fijos que tiene todo el mundo.
    – Mis amigos me dicen: claro, como tú no trabajas… Se piensan que por trabajar desde casa y ser autónoma NO TRABAJO, pero me paso horas trabajando desde casa, no tengo horario, eso significa que quizás me despierto más tarde pero también me quedo trabajando hasta las 11 de la noche y los fines de semana es difícil desconectar…
    – No tengo un sueldo fijo lo cual hace que no me sienta tranquila por no saber si este mes llegaré o no, o si podré tener algún beneficio después de pagar todos los gastos que tengo…
    – Si buscamos trabajo, en el momento que estamos es imposible, y siendo madre o posible futura madre lo tenemos ¡FATAL! ¿Que no hay discriminación para las mujeres? ¡Anda ya! En los tiempos que corren las empresas no quieren arriesgarse a que nos quedemos embarazadas y tengan que pagar nuestras bajas…
    Y encima, van y nos quitan los pocos beneficios que tenía ser mujer, madre y autónoma… ¡¡¡Qué vergüenza!!!
    Como ves, yo también estoy bastante desanimada con el sistema…

    Responder
    • Natalia
      Natalia Dice:

      ¡Hola!
      Sí, es tal y como lo cuentas. Por lo menos seguimos teniendo la baja por maternidad, de momento claro… y el tema de “como trabajas en casa no trabajas” es totalmente cierto, es una idea general que tiene la gente que nunca ha trabajado desde casa. Es cierto que se trabaja más cómodamente, pero solemos trabajar más horas que cuando salimos a trabajar fuera.
      En fin, que suscribo todo lo que comentas y me uno a tu indignación (yo he pasado del desánimo al cabreo, para terminar indignada… no sé cuál es la próxima fase…)
      ¡Un abrazo!

      Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *