Los primeros síntomas de embarazo

3.3/5 - (17 votos)

Los primeros síntomas de embarazo antes de la falta

primeros síntomas de embarazoSobre los primeros síntomas de embarazo, cada mujer es un mundo y en cada mujer, cada embarazo es otro nuevo mundo. Existen muchos síntomas pero tú puedes no tener ninguno, alguno o con un poco de mala suerte que te toquen todos juntos.

Nauseas

Uno de los primeros síntomas incluso antes de la primera falta son las nauseas. Todo un clásico, pero no siempre es lo que parece. Las nauseas durante el embarazo, se deben básicamente a la subida repentina de la Progesterona y suelen comenzar en el mismo momento en el que el embrión se implanta en el útero. Esto no quiere decir que si no tienes nauseas no estés embarazada porque tan solo a algunas mujeres les ocurre.

El cansacio

El cansancio y las ganas de dormir a cualquier hora del día, son otro de los clásicos. Tu cuerpo está segregando una gran cantidad de hormonas para alojar a tu bebé durante los próximos meses y parece que tú misma has pasado a un segundo plano en tu propio cuerpo. Ahora, todo se centra en tu útero que parece el centro del universo. Aprovecho para recordaros que el útero se encuentra en la zona de nuestro segundo Chakra y es importante estar relajada para que la energía fluya y no se bloquee. Si no crees en las teorías energéticas, ignora este último comentario tranquilamente.

Ultrasensibles – 10mlU/mL Libertytest

El apetito

Comer mucho o comer poco ¿A ti que te ha tocado? es posible que de la noche a la mañana, devores cantidades ingentes de comida sin terminar de saciarte. También puede ocurrir lo contrario, que todo te de asco, que no te apetezca comer nada… se cree que las reacciones a los alimentos como los antojos, se deben a que el cuerpo nos habla de lo que necesita. Por ejemplo, es muy posible que si una mujer embarazada tiene un fuerte antojo de comer naranjas, se deba a una carencia de Vitamina C. Es algo instintivo y todo centrado en que a la nueva vida que estamos gestando no le falte de nada. Esto es una teoría, porque muchos médicos aseguran que el antojo no refleja una necesidad real de ese alimento en cuestión.

Cambios en la temperatura basal

La temperatura basal alta. En realidad, la temperatura ya te habrá subido el día posterior a la ovulación, independientemente de que se produzca el embarazo. La diferencia es que cuando no se ha conseguido, la temperatura vuelve a bajar con la menstruación mientras que en caso de embarazo, se mantiene alta hasta el día del parto. En ocasiones se da un patrón trifásico, constatando una nueva subida de temperatura una vez que el embrión se ha implantado en el útero, pero no siempre es así.

Dolores menstruales

Otro síntoma de embarazo son los dolores de tipo menstrual. Se deben al estiramiento y dilatación del útero que se está preparando e irá creciendo a medida que el embarazo avance. Muchas veces, estos dolores en las fechas próximas a la menstruación nos hacen pensar que ésta se producirá pronto, pero se trata de todo lo contrario, estás embarazada. Las molestias suelen ser del mismo tipo y es casi imposible diferenciarlo como síntoma de embarazo o menstruación inminente.

El tracto intestinal

Los gases y el estreñimiento también suelen acompañar al embarazo. La gran cantidad de Progesterona segregada por el cuerpo lúteo, ralentizan el tránsito intestinal produciendo estos molestos síntomas. Durante el primer trimestre, es habitual tener más tripa de lo normal, esto en realidad no es debido al bebé ni al útero, sino a los gases y a la retención de líquidos.

Estos son los síntomas más habituales, pero existen otros muchos y muy curiosos de los que hablaremos otro día. Si te ha gustado nuestro artículo, nos encantaría que lo compartieras en tus redes sociales ¡gracias!

¡Un abrazo!

Te pueden interesar nuestros test de ovulación – Libertytest

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.