Los problemas de las parejas tras el parto

Los bebés y la pareja

Los bebés y la pareja
Valora esta página

LOS BEBÉS, ¿UNEN A LA PAREJA?

Los bebés por desgracia no suelen unirnos en muchos casos

Los bebés y la parejaCuando una pareja decide tener un bebé, las hormonas se ponen en marcha para que todo sea perfecto y la sensación de amor se multiplica para tal fin. Los meses de embarazo suelen ser idílicos y la complicidad en la pareja se hace más fuerte. Parece que la vida nos sonríe y que nada puede hacer que esa felicidad que vivimos se termine nunca, por nada del mundo.

Pero dejadme que os diga, que los estudios indican que una gran parte de relaciones de pareja no sobrevivirá a la llegada del bebé. Tampoco estamos diciendo que os despidáis de vuestra/o compañera/o, todo depende del nivel de compromiso que tengáis, la madurez de los dos y de si la relación estaba intacta antes del embarazo.

La pareja deja de ser lo más importante

Los problemas de las parejas tras el partoEste es uno de los motivos más habituales de rupturas entre padres primerizos. En muchas ocasiones, la madre o el padre, anulan todo lo que les rodea para centrarse única y exclusivamente en el bebé. A priori, esto puede parecer muy natural, pero no lo es. Las consecuencias son devastadoras, porque por un lado, hacen ver a su pareja que ya no son importantes, que lo único que prima es el bebé y que el otro es mayorcito para cuidarse solo. Esto no solo termina en un triste retiro para el afectado, sino que llega a saturar al papá/mamá volcado en el pequeño que se ve sobrepasado por la responsabilidad y solo, aunque paradójicamente, esa soledad la haya buscado él/ella.

Cuidar de la pareja cuando se tiene un bebé es muy importante, porque es lo que creará lazos de familia. Si tu relación no era lo suficientemente fuerte (aunque tú, llena de hormonas así lo creyeras) es muy posible que tu relación sufra. En la mayoría de los casos, son crisis que se solucionan hablando, si el diálogo no es fluido y no existe una confianza absoluta para hablar entre vosotros, la cosa tiene mala pinta.

Los padres muchas veces son los más afectados

Porcentualmente, suele ser la mujer la que deja de lado a su pareja para centrar toda su atención en el bebé. Amparadas por el instinto de madres, anulan a su pareja en todos los sentidos. Este comportamiento es sin duda el que puede terminar con la relación más fuerte y estable del mundo, porque la frase: “tú eres fuerte, no necesitas que nadie te cuide”, es muy dolorosa cuando te hacen desaparecer del mapa.

Hemos tenido un hijo para salvar nuestro matrimonio

Error enorme. Tienes que saber que seguramente, si tu matrimonio ya iba mal, irá a peor. El estrés al que es sometida una pareja durante los primeros meses de vida de un bebé, puede arrasar con los matrimonios más sólidos, si vosotros estáis en la cuerda floja, no habrá mucho que salvar cuando haya pasado un año.

Estoy horrorosa

La autoestima puede sufrir tras el partoEste tema, puede parecer superficial cuando hablamos de hijos, pero no lo es en absoluto, tiene mucho fondo. Si a cualquiera de las situaciones anteriores, añades que físicamente ya no eres ni la sombra de lo que fuiste, tu autoestima también juega en tu contra y si además has tenido la mala suerte de ser de las que desaparecen como persona para tu pareja, tu situación es penosa. Durante mucho tiempo has sido la mujer perfecta para él, te ha admirado y te ha llenado de piropos. Cuando te has quedado embarazada te ha mimado, cuidado y te ha hecho sentir la mujer más especial del mundo, pero… después de parir, de manera abrupta, ya no eres nada de eso. Ahora ni siquiera los puntos de tu cesárea, que duelen como demonios son motivo para preguntarte ¿cómo estás hoy? ¿Te duele? No, tú has dejado de existir para tu pareja, simplemente ya has cumplido, ya no eres imprescindible. Para tu consuelo te diré, que aunque no tengas tiempo para recuperar tu figura en tiempo record, de manera natural conseguirás recuperarte en aproximadamente un año (y si te cuidas, además de recuperarte antes, conseguirás estar incluso mejor que cuando te quedaste embarazada)

También existen las historias felices

Por supuesto, no quiero cerrar el post sin comentaros que muchísimas parejas no solo sobreviven a un bebé, sino que la experiencia enriquece su relación. Tengo amigas a las que sus maridos han seguido idolatrando después del parto, que han añadido a la mujer maravillosa con la que decidieron ser padres el título de “madre de mi hijo” sin restar nada de lo que ya había y ellas han seguido apoyándose en él y han añadido a su vocabulario la frase: “que sexi estás con tu hijo en brazos”.

¡Un abrazo!

libertytest.es

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *