Los bebés de 10 meses

los bebés de 10 mesesMi bebé ya tiene 10 meses

La verdad es que este no es un artículo como tal, se trata de un post que me apetecía escribir. Hace un par de meses, Oscar comenzó a gatear, pensábamos que había tardado mucho en empezar, porque leo cada caso… que ya creía que lo mismo iba un poco atrasadillo con el tema del gateo. No sé si os pasa a vosotras/os, pero yo desde que soy madre, me paso la vida preguntándole cosas a Google para ver si es normal esto, lo otro o lo de más allá, y al final, la única conclusión a la que he llegado es que cada niño es un mundo y que la normalidad tiene muchos plazos. Desde que aprendió a ponerse de pie, sujetándose a los muebles nos reímos mucho, porque se va desplazando y se piensa que es de gominola y por ende, no puede hacerse daño (que se lo hace algunas veces cuando se cae) El otro día le sorprendimos subiendo una pierna, como intentándose subir al sofá… que le miras y piensas: pero dónde te creerás tú que vas, alma de cántaro!!! Jajajajaja… en fin, los bebés de 10 meses son totalmente adorables.

 

Los bebés de 10 meses tienen cierta picardía inocente

Otra cosa que nos hace mucha gracia es que todo lo que encuentra por el suelo y le cabe en la mano, se lo guarda como si le fuera la vida en ello. Algunas veces, le ves gateando con el puño cerrado y de vez en cuando, se para, se sienta y abre la manita muyyyy despacio para comprobar que lo que sea que lleve, sigue allí. Hasta ahora le hemos confiscado una cáscara de pipa, una pelusa, una bolita de papel chuperreteada, una hoja de una de las plantas del salón y un trocito pequeño de cáscara de limón. Lo que más te enternece, es que lo esconde para que no se lo quitemos (creo) pero claro, se delata cuando se para a mirarlo… jajajaja.

Ya hemos trasladado la cuna a su propia habitación

En principio y aunque nos gusta la idea del colecho, le vemos tan pequeño que nos da miedo hacerle daño mientras dormimos. Por eso decidimos que siguiera durmiendo en su cuna, aunque ahora un poco más lejos de papá y mamá. Es algo más incómodo porque no solo tienes que levantarte, además tienes que caminar a oscuras hasta su cuarto. Yo soy partidaria de que los bebés duerman con sus padres, pero cuando lo pienso mucho, también le veo inconvenientes. Cuando vaya creciendo veremos que hacer.

Cosas que hace tu bebé que hacen que se te caiga la baba

Algunas veces, aprende algún ruidillo extraño que nos hace gracia, para olvidarlo a los pocos días, una pena porque la última vez, hacía un ruidillo entre pedorreta y pájaro loco que nos partíamos de risa, pero se ve que en una de las noches, mientras dormía, se reseteó y lo perdió porque no lo hemos vuelto a escuchar. Es como el canturrear, un día le cantas algo y te hace los coros (a su manera) y luego está durante días que no hay manera. Cuando se ríe, me deja en un estado de felicidad absoluta durante el resto del día.

Los dientes, otro tema que me tenía preocupada y es que hasta hace una semana no le ha salido el primero y aunque todavía no se le ve mucho, si pasas el dedo pincha un montón, así que ya no le dejo que me mordisquee la barbilla, ahora cuando me agarra del pelo y abre la boca hacia mí, le tengo que distraer con algo. Me pregunto si esos rechupeteos que nos da con la boca abierta son besos para él… es un misterio.

Sus últimos logros: chocar los cinco y decir adiós con la manita… jajajaja,  ¡¡Qué orgullosa estoy de mi hijo!!

Un abrazo!

Libertytest

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.