Los abortos de repetición

5/5 - (2 votos)

 ¿POR QUÉ SE PRODUCEN LOS ABORTOS DE REPETICIÓN?

 

En ocasiones, a pesar de que la embarazada esté en perfecto estado de salud, se producen abortos involuntarios, que aparentemente no tienen explicación y cuya probabilidad es mayor a medida que aumenta la edad de la mujer embarazada.

Este tipo de abortos, son la complicación más frecuente del embarazo, produciéndose en un 15% de las gestaciones.

¿Qué son los abortos de repetición?

El aborto involuntario de repetición es la pérdida de gestación espontánea de dos o más embarazos. Se calcula que aproximadamente entre el 1 y el 2% de las parejas presentan aborto recurrente.

El síntoma más común de amenaza de aborto es el sangrado vaginal, acompañado de intenso dolor en el vientre, aunque algunas mujeres presentan pequeñas pérdidas de sangre durante el principio del embarazo, y  llevan la gestación a término.

Causas del Aborto de Repetición:

Causas genéticas: Hasta en el 5% de los abortos de repetición se detecta algún problema cromosómico de alguno de los miembros de la pareja. En este caso se aconseja la realización de una fecundación in vitro, para evitar transferir embriones con anomalías.
Causas anatómicas: Las alteraciones uterinas pueden ser la causa de la repetición  de abortos involuntarios.

Causas autoinmunes:

Síndrome antifosfolípido: la madre produce unos anticuerpos que pueden afectar a la placenta.
Aborto aloinmune: Durante el embarazo se produce un fenómeno conocido como tolerancia inmunológica que permite que la madre no reaccione contra el embarazo como algo extraño. Cuando no existe esta tolerancia el cuerpo de la madre reacciona creando anticuerpos que provocan el aborto de este embarazo.
Causas endocrinas: Patologías como alteraciones tiroideas o la diabetes.  En estos casos, antes de buscar el embarazo, es necesario consultar con el endocrinólogo para normalizar la función hormonal.
Trombofilias: Consisten en una tendencia genéticamente determinada hacia la patología tromboembólica. Las más comunes son el factor V de Leiden, la mutación del gen de la protrombina, el déficit de antitrombina III, la hiperhomocisteinemia y la mutación de la MTHFR, y los déficits de proteína C y S. Para su diagnóstico son importantes los antecedentes familiares y personales junto con la realización de un análisis de sangre.

Mercedes Fuster

Tienda online de test en formato tira Libertytest

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.