La empresa y las mujeres

Las empresas VS mujeres embarazadas

Valora esta página

LA VIDA PROFESIONAL ANTE UN EMBARAZO

La supuesta discriminación en la vida laboral

Digo supuesta, porque aunque es cierto que hay cierta tendencia a la hora de contratar hombres antes que mujeres, también es justo profundizar un poco en este tema. Todos tendemos a tener razón en base a nuestras circunstancias, y la tenemos, pero existe la otra parte, que también tiene la suya y normalmente tan contundente como la nuestra. Cuando un empresario se plantea contratar a una mujer, dependerá mucho del tipo de puesto de trabajo, el que la empresa se lo piense más o menos. Cuanto más cualificado sea el puesto y mejor preparada esté la candidata, aunque parezca mentira, más problemas tendrá para conseguir ser contratada. Una empresa que necesita un perfil muy concreto, realiza un exhaustivo proceso de selección y gasta recursos esperando resultados. Por ejemplo, una empresa tiene un proyecto a medio plazo y tú eres una experta en ese campo concreto; la empresa te contrata y tú tienes que coger una baja por maternidad después de un año… sé que es difícil, pero intentemos ponernos en el lugar del empresario. En primer lugar, no solo se trata de un tema económico, sino de un proyecto paralizado mientras se comienza otro proceso de selección para sustituirte.

¿Cosa de hombres?

Mujeres embarazadasEn absoluto. Muchas directivas y empresarias, se plantean el mismo dilema a la hora de contratar y es que en parte, su trabajo consiste en optimizar los recursos de la empresa. Las mujeres en general, suelen escandalizarse cuando otra mujer toma la decisión de contratar a un hombre para evitar estas situaciones, pero si realmente lo pensamos, es que no se trata de un tema de machismo, es simplemente una cuestión de números.

La culpa no es solo de la empresa

No podemos cargar con la culpa de estas situaciones a las empresas, porque son entidades con ánimo de lucro y no es su misión conseguir que las mujeres se equiparen al hombre en sus carreras profesionales. En mi opinión, es más un problema de leyes. El estado debería cubrir a las empresas con algún tipo de beneficio que haga que contratar a una mujer que pueda quedarse embarazada, no suponga un problema, de manera que una empresa no tenga que verse en la tesitura de sopesar si le merece la pena contratar a una mujer, sea cual sea su cargo.

Yo estoy segura de que algún día llegaremos realmente a no tener miedo a quedarnos embarazadas por si nuestro puesto de trabajo peligra, mientras esto ocurre, no estaría de más que pusiéramos de nuestra parte, evitando bajas innecesarias, porque todo hay que decirlo; un porcentaje (del que no dispongo) de bajas por riesgo laboral en el embarazo no tienen fundamento, lo que hace que la empresa pierda dinero y que en general se siga viendo como un gran problema contratar a una mujer en edad fértil. Es muy tentador estar unos meses en casa pasando nuestro embarazo, cómodas y relajadas, pero entonces, no es justo quejarse por la situación que vivimos, ya que nosotras mismas la propiciamos. Eso sí, si lo necesitas, estás en tu derecho de coger una baja, esto no es negociable.

¡Un abrazo!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *