La fatiga en el embarazo

La fatiga en el embarazo
1 5

La fatiga en el embarazo¿EMBARAZADA Y AGOTADA?

El cansancio es uno de los primeros síntomas que cualquier mujer embarazada siente, en especial durante los primeros meses de gestación. Por supuesto, es algo que no debe preocuparos, ya que se trata de una sensación normal, pero se pueden seguir algunos consejos para disminuirlo y que afecte lo menos posible en vuestra vida normal.

El consejo más obvio es el de dormir las horas necesarias por la noche, ocho como mínimo y, si es posible, dormir una pequeña siesta, o al menos tumbarse y descansar después de comer.

A pesar de estar cansadas, algunas embarazadas no consiguen conciliar el sueño tan fácilmente, en estos casos se recomienda el realizar una actividad física moderada durante el día, y beber leche caliente o una infusión justo antes de acostarse. También son aconsejables los masajes y baños relajantes antes de ir a la cama.

En especial la actividad física es beneficiosa, como en cualquier otra etapa de la vida, ya que no sólo ayuda a combatir el cansancio, sino que levantan el ánimo de la embarazada.

Una vez acostadas, el problema puede residir en la postura a la hora de dormir, si es necesario se pueden colocar almohadas o cojines bajo la espalda, y dormir de lado, lo que favorece una mejor respiración durante el descanso.

La respiración controlada también es importante para la embarazada. Centrar la atención en la respiración le ayudará a relajarse. Un ejercicio sencillo ayuda a lograrlo: hay que colocarse en una posición cómoda, con la columna vertebral bien estirada, cerrar los ojos y concentrarse en la respiración. El objetivo es inspirar por la nariz y espirar por la boca, todo sin esfuerzo y con mucha suavidad.

Muchas veces el cansancio es además fruto de la deshidratación, por lo que se debe intentar beber no menos de dos litros de agua al día, aunque evitando las últimas horas antes de acostarse, para no levantarse tanto para ir al baño.

Y por último, un síntoma también muy habitual es la anemia, por lo que se recomienda el consumo de hierro, preferiblemente no en forma de suplementos, sino en alimentos como las legumbres, verduras y hortalizas de hojas verdes o los frutos secos. Y combinándolo con el consumo de alimentos ricos en vitamina c, que favorecen la absorción del mineral.

Mercedes Fuster

TIENDA LIBERTYTEST

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *