Fisura en la bolsa amniótica

3.4/5 - (7 votos)

Fisura en la bolsa amniótica, pérdida de líquido amniótico

Fisura en bolsa amniótica¿Un susto? o algo más serio…

Una fisura en la bolsa amniótica, no es un problema menor. Se trata de un susto que puede llegar a ser algo más serio de lo que pensamos. Es importantísimo saber detectar las pérdidas de liquido amniotico. No es lo mismo cogerlo a tiempo, que darnos cuenta cuando la bolsa amniótica ha perdido demasiado líquido. Y lo que es peor, el riesgo de infección es tan alto, que posiblemente si no se detecta a tiempo sea demasiado tarde. Este artículo lo escribo de manera más personal que otros, porque yo he pasado por un episodio de fisura en la bolsa amniótica. Todo quedó en un susto, pero aprendí a estar más alerta ante este tipo de problemas. Voy a intentar transmitir todo lo que he averiguado sobre este tema para que todas las que estáis embarazadas podáis detectar más fácilmente la pérdida de líquido amniótico.

Tienda de test

¿Cómo me di cuenta de que perdía líquido amniótico?

Fue porque sentí como si se me escapara un poco de pis. La sensación era la misma, pero algo me decía que no era normal, porque nunca me había pasado. Eso me ocurrió por la noche y al día siguiente cuando me levanté de la cama, me di cuenta de que tenía la ropa interior mojada. No era mucha cantidad, apenas unas gotas, pero lo suficiente como para activar todas las alarmas de mis paranoias. Me tomé el café pensando si debería ir a urgencias o me tacharían de histérica. Durante la siguiente hora, estuve dándole vueltas a la idea ¿voy? ¿no voy? Así que pensando que necesitaba quedarme tranquila, me fui.

Estaba tan segura de que eran imaginaciones mías que ni siquiera apagué el ordenador, pensando que estaría de vuelta en unas horas como mucho. Y al final resultó que me quedé ingresada durante cuatro días, estaba perdiendo líquido amniótico.

Tienda

Pronóstico

Afortunadamente el pronóstico era bastante bueno, porque me di cuenta a tiempo. La pérdida había sido muy pequeña. De hecho, en la ecografía se observaba bastante líquido y el niño se movía sin problemas. La analítica indicaba que no existía infección pero por precaución, estuve los cuatro días enchufada a un gotero de diferentes tipos de antibióticos y levantándome solo para ir al baño. Después, continué con reposo en casa y tratamiento oral.

El mayor peligro en estos casos es el de contraer una infección dentro de la bolsa, bastante vulnerable por estar rota. Según me comentó el ginecólogo, en ese caso se hace necesaria la interrupción del embarazo ya que la vida de la madre corre peligro a causa de una posible sepsis. Cómo véis, el tema es algo más serio de lo que puede parecer en un principio.

Conclusión

De verdad, si alguna vez notáis que soltáis unas gotitas de líquido y no estáis seguras de que sea pis, estad alerta. Acudid a urgencias y no dejéis que la cosa vaya a más. El líquido amniótico se regenera rápidamente, y las fisuras suelen cerrarse con reposo absoluto aproximadamente en un mes, pero siempre hay que cogerlo a tiempo y ponerse en manos de profesionales que saben lo que hacen. Los foros y charlas de embarazadas, están muy bien para compartir experiencias, pero no busquéis la solución en estos lugares, la verdadera cura está en manos de tu equipo médico.

Agradecimientos

Mi profundo agradecimiento a todo el equipo de ginecólogos, ATS, auxiliares, administración y personal en general del Hospital Universitario Infanta Sofía. Gracias por su trato y su profesionalidad. Me he sentido como en casa y se han volcado en hacerme la estancia más agradable. Y por supuesto, en controlar minuciosamente la evolución de mi problema. Sin duda, la elección del hospital en el que nació mi hijo fue muy afortunada.

Gracias de corazón.

¡Un abrazo!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.