Embarazo psicológico

Embarazo psicológico
1 5

TENER SÍNTOMAS DE EMBARAZO SIN ESTAR EMBARAZADA

Embarazo psicológico ¿Es posible?

Embarazo psicológico

El embarazo psicológico

Si. En los casos de embarazo psicológico, también llamado utópico, la mujer experimenta los mismos síntomas de una gestación real y puede incluso llegar a tener una tripa de embarazada. La menstruación cesa debido a estímulos hormonales provocados por la propia psique de la mujer y aparecen las nauseas, cansancio, molestias en los pechos… no es raro que durante un embarazo psicológico, el número de síntomas sea mayor al de cualquier embarazada real.

¿Por qué se da?

Puede deberse a muchos factores. Uno de ellos, es el deseo exacerbado de ser madre y suele ser también el más habitual. En otros casos, la necesidad de sentirse todavía joven o productiva es el desencadenante. Por otro lado, también puede deberse a un deseo de mantener a la pareja a través de la maternidad. En un alto porcentaje, las mujeres que presentan un cuadro de embarazo psicológico, suelen ser personas con dificultades para expresar abiertamente sus emociones aunque no se da esta circunstancia en todos los casos.

Las mujeres que están viviendo un embarazo psicológico, normalmente retrasan el momento de acudir al médico por miedo a que este les confirme la inexistencia de embarazo real. En otros casos, cuando el médico les confirma que no existe, acuden a otro que pueda confirmarles su fantasía, alegando errores médicos. En cualquier caso es importante hacerle ver que en realidad no está embarazada y facilitarle, si fuera necesario, ayuda psicológica para subsanar el problema real que le ha hecho llegar a crear un embarazo inexistente.

PÍDELOS YA EN TU FARMACIA

PÍDELOS YA EN TU FARMACIA

Los futuros padres también tienen síntomas psicológicos

Los hombres también sufren de embarazos psicológicosPues sí, en muchos casos, las parejas de mujeres embarazadas pueden sentir los mismos síntomas que la embarazada. Esto se suele dar por la necesidad del hombre de “aliviar” en lo posible el sufrimiento de su pareja, o simplemente por empatía y es más común de lo que nos pensamos. El síntoma más “imitado” suelen ser las nauseas y mareos. Esto no supone un peligro en la psique de la pareja y suele pasar, en la mayoría de los casos, como una anécdota divertida que contar a los amigos (aunque ellos siempre lo negarán)

 ¡Un abrazo!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *