Embarazadas fumadoras

Embarazadas fumadoras
Valora esta página

Fumar durante el embarazo

El tema más controvertido a análisis

embarazadas fumadoras

El embarazo y el tabaco

Este es uno de los dilemas que más polémica levanta en el mundo de la mujer embarazada. Hoy queremos tocar este delicado tema e intentaremos hacerlo sin herir ninguna sensibilidad (difí­cil meta)

Nadie discute el efecto dañino que tiene el tabaco para nuestro hijo mientras se está desarrollando en el útero, eso no vamos a discutirlo, pero nadie habla de la dificultad que tienen algunas mujeres para dejar el tabaco de manera radical sin caer en un estado de ansiedad y estrés devastadores. Absolutamente todas, sienten un gran remordimiento cada vez que encienden un cigarrillo, no son malas madres ni monstruos como muchas personas dentro de nuestra sociedad se empeñan en asegurar.

Compra aquí tus test de ovulación ultrasensibles

Embarazadas fumadoras ¿Cuanto pueden fumar al día?

Pues lo ideal es NADA, ni uno solo, ni siquiera respirar el humo de otros fumadores, pero eso es lo “ideal”. Muchos ginecólogos son partidarios de que la mujer fumadora rebaje el número de cigarrillos sin dejarlo de manera radical y muchas mujeres no fumadoras, ponen el grito en el cielo ante esta valoración por parte de los profesionales de la salud, pero ¿Por qué este consejo? Cuando el ginecólogo o la matrona te dicen que es preferible una pequeña dosis de tabaco que el estrés que genera la abstinencia total, se están refiriendo a algo muy serio. Se han elaborado diversos estudios sobre cómo afecta el estrés al feto y sinceramente, después de leer detenidamente estos estudios, unos cuantos cigarrillos pasan a ser de lo más inocente. Una de nuestras fuentes sobre este tema, es un artículo publicado por “Crianza Natural”, nos ha parecido muy completo e interesante.

Con todo esto, no pretendemos enviar un mensaje erróneo de que fumar durante el embarazo, no tiene la menor importancia. Solamente queremos que exista la suficiente información, para que la próxima vez que alguien criminalice a una embarazada fumadora, sepa lo que hay detrás del consejo de su propio médico.

Estos son algunos de los efectos negativos del estrés sobre el feto:

.- Muerte fetal.

.- Déficit de atención e hiperactividad, ansiedad, retraso en el desarrollo del  lenguaje.

.- Alteraciones congénitas como labio leporino o cardiopatías.

.- Parto prematuro o bajo peso al nacer.

.- Alteraciones en la conducta.

El estrés durante el embarazo

El estrés es un mal compañero durante el embarazo

Por supuesto, la madre no es en absoluto responsable de experimentar estrés durante su embarazo, ya que es imposible controlar los aspectos de nuestra vida que nos afectan hasta este punto y por eso, deberíamos de ser algo más comprensivos con las madres fumadoras. Supongamos que una embarazada que ha sido muy fumadora, se propone dejar el tabaco de manera radical por el bien de su bebé ¿No estamos cambiando un mal por otro? Está claro que hay que intentarlo, pero se debe de medir el estado en que queda la madre fumadora ante una supresión repentina y forzada de un vicio adquirido y sopesar si realmente la ansiedad, aunque más tolerada socialmente, es menos perjudicial que unos cigarrillos.

Las alteraciones que los bebés sufren ante el estrés de la madre y que hemos reflejado en este artículo están basadas en estudios realizados por obstetras, ginecólogos y matronas y si estáis interesados en conocerlos más a fondo, podéis leer el artículo en el que nos hemos basado para escribir este post pinchando AQUI (fuente Crianza Natural)

En resumen, no seamos hipócritas ni pensemos que somos mejores madres por no fumar. Aunque el estrés está socialmente aceptado y nadie lo critica, tiene unas consecuencias devastadoras para la futura personita que se está formando.

¡Un abrazo!

3 comentarios
  1. montse
    montse Dice:

    Soy fumadora, me siento fatal por no dejar de fumar, estoy de 35 semanas de embarazo y estoy súper preocupada por lo que le pueda pasar a mi bebé.

    Responder
    • Natalia
      Natalia Dice:

      Hola Montse,
      Te entiendo perfectamente, yo estaba en la misma situación que tú. Mira, estás de 35 semanas y mi consejo es que pases lo que te queda de embarazo lo más tranquila posible. Ese “me siento fatal” lo único que está haciendo es estresarte y a estas alturas, no creo que lo vayas a dejar. Seguro que tu bebé está perfectamente pero entiendo tu preocupación. Yo no pude dejar de fumar durante el embarazo y tenía el mismo pensamiento, mi hijo nació con peso algo bajo (2,5Kg) pero sin ningún problema de ningún tipo. Ahora tiene 4 meses y es una pelotilla y además bastante larguito, come bien, duerme bien y no tiene problemas de ningún tipo. Además cogió peso súper rápido, no creas que le costó.
      Te cuento todo esto para que te animes, porque se por propia experiencia que las fumadoras nos sentimos muy solas en estos casos, es difícil encontrar a alguien que no te machaque para que te sientas mal, pero en serio, disfruta de la recta final y del parto.
      ¡Un abrazo!

      Responder
  2. Sigfrido
    Sigfrido Dice:

    El tabaco no rebaja el estrés, lo incrementa. La manera de evitar el estrés del síndrome de abstinencia del tabaco es dejando de fumar permanentemente.

    Manteniendo el consumo de nicotina reduciendo el número de cigarrillos se potencia el síndrome de abstinencia, el número reducido de cigarrillos no servirá para saciar el ansia de nicotina de la fumadora pero si para mantener la adicción viva. La fumadora vivirá en un constante y estresante síndrome de abstinencia aliviado de vez en cuando por esos cigarrillos.

    Si lo dejara del todo el síndrome de abstinencia solo duraría unos días, por el método de fumar poco, el síndrome de abstinencia y el estrés consiguiente durará todo el embarazo y el período de lactancia.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *