El embarazo adolescente

El embarazo adolescente
1 5

Adolescentes embarazadas

Muy joven para estar embarazadaCuántas veces habremos oido hablar sobre un caso de chicas, casi niñas, que sin querer ni buscarlo, se quedan embarazadas. La adolescencia es una etapa de la vida muy complicada, en la que la línea entre ser adulto y un niño, es todavía muy fina. La confianza para hablar sobre sexo con nuestros hijos de manera natural, puede prevenir este problema. Esto, tampoco es una garantía total, ya que muchos adultos con quién no hace ninguna falta tener una “charla”, también sufren embarazos accidentales.

Cuando el embarazo es un problema

Y a estas edades lo es. El cuerpo de una adolescente, no es todavía lo suficientemente maduro como para afrontar un embarazo sin problemas. Existe riesgo de que el bebé nazca con alguna malformación, riesgo de parto prematuro, de preeclampsia, malnutrición del feto… y es que ni siquiera el útero está totalmente desarrollado. Resumiendo, los embarazos en mujeres tan jóvenes, son considerados de alto riesgo y pueden tener consecuencias, tanto para la madre, como para el bebé.

Otro aspecto a tener en cuenta, es de qué manera va a vivir el embarazo la adolescente. Un embarazo debería ser siempre deseado y buscado, y nunca se vivirlo con tristeza o preocupación.

El punto de vista de los padres de la adolescente

Lo primero que a mí, como madre, se me pasaría por la cabeza, serían los problemas a corto, medio y largo plazo que iba a tener mi hija. Vida académica truncada, no poder disfrutar con sus amigos de todas las experiencias de la adolescencia, la preocupación, la altísima responsabilidad a la que se tendría que enfrentar, la inestabilidad económica y sentimental, resumiendo, el aislamiento social y el bloquéo profesional. Un embarazo no deseado a estas edades, no solo es un grave problema para la joven madre, también arrasa con la estabilidad de toda la familia.

La educación en este sentido es fundamental y hablar de manera clara y contundente con nuestros hijos adolescentes sobre las consecuencias de los embarazos a estas edades, puede hacerles abrir los ojos y evitar estas situaciones. Tampoco es una garantía de éxito, pero por lo menos, que por nosotros no quede.

El entorno social

Afortunadamente, vivimos en un siglo en el que la sociedad, en general, no condena este tipo de cosas, pero el entorno social no es el mismo para todos. La presión social a la que la madre adolescente se exponga, dependerá de la zona en la que viva, el estatus social y cultural y otros factores que pueden hacerle más llevadero el tema, o pueden hacer del embarazo un auténtico suplicio. Hace medio siglo, cuando una adolescente, o incluso una mujer adulta, pero soltera, se quedaba embarazada, llegaban a irse de su localidad para evitar un escándalo. Hoy en día, esto puede parecer muy rancio y casposo, pero desafortunadamente, sigue pasando en según que ambientes.

Me paro a pensar, intentando averiguar la manera de que este porcentaje de embarazos no deseados baje de manera drástica y no lo consigo. No es sencillo, es muy complicado, pero sigo pensando y lo único que se me ocurre es educación, confianza y cercanía con nuestros hijos.

¡Un abrazo!

Tu tienda online de test de embarazo y ovulación Libertytest

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *