Ejercicio durante el embarazo

Ejercicio durante el embarazo
1 5

EL EJERCICIO DURANTE EL EMBARAZO

ejercicio durante el embarazo

Antiguamente existía una creencia generalizada sobre la no conveniencia de practicar ejercicio durante el embarazo, sin embargo, el ejercicio es bueno en cualquier período de nuestra vida, y en ésta etapa ocurre lo mismo, siempre que se sigan unas precauciones y pautas básicas y en el caso de embarazos sin complicaciones.

Los beneficios de mantener una actividad física moderada durante el embarazo son el alivio del dolor de espalda y otras molestias propias del embarazo, la prevención de dolores articulares, el aumento de la capacidad pulmonar y cardíaca, así como de la resistencia y fuerza, lo que influirá de forma positiva en el momento del parto. Además, ayuda simplemente a sentirse y dormir mejor, e incluso a prevenir una posible depresión post parto. Por añadidura, contribuye a que se engorde menos, y se acumulen menos grasas, lo que también facilita la recuperación tras el alumbramiento.

Por supuesto, es imprescindible que consultes con tu médico si vas a iniciar alguna actividad física, pero existen unas pautas generales que cualquier mujer debería seguir con respecto a la práctica de ejercicio durante el embarazo.

La intensidad y resistencia ante el ejercicio físico durante esta etapa dependerá principalmente de si ya practicabas ejercicio anteriormente o si, por el contrario, llevabas una vida sedentaria. En el primero de los casos, puedes continuar con tu práctica habitual, simplemente eliminando ciertos ejercicios y reduciendo la intensidad. En el caso de que no practicaras deporte con anterioridad, no es conveniente iniciar una actividad nueva hasta el segundo trimestre del embarazo, y nunca una actividad intensa o de alto impacto.

Como norma general se deben evitar los deportes de riesgo o alta intensidad, y todos aquellos en los que el riesgo de caídas es alto. Es imprescindible mantener un ritmo moderado, no cansarse demasiado (un truco es controlar que siempre que estés haciendo ejercicio puedas hablar con normalidad) , no practicar ejercicio durante más de 60 minutos y tratar de hacer descansos cada 15 minutos. A partir del tercer trimestre se deben evitar ejercicios que se realicen boca arriba, pues disminuyen el flujo sanguíneo hacia el útero.

Como siempre, debes aplicar el sentido común a la hora de hacer ejercicio. Si notas cansancio excesivo o mareos debes parar, y si sufres hemorragias u otros síntomas más graves, debes acudir a tu médico.

Los ejercicios más recomendables durante el embarazo son:

Embarao y natación1. Caminar: Es un ejercicio que se puede realizar sin riesgo durante todo el embarazo, y especialmente indicado durante la última etapa del mismo, en el tercer trimestre, cuando la práctica de otros ejercicios puede resultar pesada.

2. Natación: Es uno de los ejercicios más recomendables, y probablemente de los más placenteros para las embarazadas, ya que el agua te hará sentir ligera y aumentarás tu capacidad cardiovascular.

3. Estiramientos.

Yoya y Pilates en el embarazo4. Yoga y Pilates: Existen clases especiales para embarazadas, en las que mejorarás tu resistencia y el control de tus músculos, respiración y postura, lo que te será de gran ayuda durante el parto.

5. Aeróbic: Como cualquier ejercicio cardiovascular aumentará tu resistencia y capacidad cardíaca, eso sí, hay que evitar los saltos.

6. Correr: Si corrías antes del embarazo, puedes continuar haciéndolo, siempre que reduzcas el tiempo e intensidad del ejercicio, y procures realizarlo en una superficie lo más plana posible, para evitar fuertes impactos. No es aconsejable durante el primer ni el último trimestre del embarazo.

7. Pesas: Si ya levantabas peso antes de quedarte embarazada, puedes seguir haciéndolo, pero reduciendo el peso. Para los demás casos, no es conveniente iniciarse en esta práctica durante el embarazo.

Por supuesto, todas estas actividades están recomendadas para el caso de embarazos normales, en el caso de embarazo problemáticos, placenta baja, anemia, diabetes gestacional, embarazo de gemelos, suele ser desaconsejable la práctica de ejercicio físico y, en cualquier caso, deberás consultarlo con tu médico.

Tras el parto, puedes iniciarte en la actividad física cuando tú misma te veas preparada, en el caso de un parto natural.

 Mercedes Fuster

Test de ovulación para controlar tus días fértiles de máxima sensibilidad

Artículos Relacionados

Embarazo Múltiple, todo lo que tienes que saber Cuando el bebé no viene solo Durante los últimos años ha aumentado el número de embarazos múltiples, debido al aumento de tratamientos hormonales de ...
La fatiga en el embarazo ¿EMBARAZADA Y AGOTADA? El cansancio es uno de los primeros síntomas que cualquier mujer embarazada siente, en especial durante los primeros meses de ...
Segundo embarazo, se nota antes Siempre se ha dicho, que el segundo embarazo se nota antes. Hoy te contamos si es verdad y el por qué. Si estás en tu segundo embarazo, seguramente ya...
La alimentación durante el embarazo LA MEJOR DIETA DURANTE LA GESTACIÓN Éste es quizá uno de los temas que más preocupan a cualquier mujer que esté embarazada, qué se debe comer durante...
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *