Ecografía 3D y 4D, la experiencia

5/5 - (1 voto)

CÓMO SE VIVE UNA ECOGRAFÍA  4D

Ecografía 3D 4D en ECOX

Ecografía 3D 28 semanas

Mi bebé

Hace tiempo, publicamos un artículo sobre las ecografías 4D, en el que os contábamos, por qué son seguras y los beneficios psicológicos que estas tenían para los futuros padres. Después de indagar para escribir sobre ello, pensamos que pasar por la experiencia de manera personal, nos daría otro enfoque de las sensaciones que se viven al ver a tu hijo por primera vez y aprovechando mí embarazo de 28 semanas, me he sometido a una de estas ecografías para poder contaros de manera personal mi propia experiencia.

¿Dónde me hago una ecografía 4D?

Existen varios centros que realizan este tipo de ecografías, pero yo voy a hablaros del centro ECOX que se encuentra en Alberto Aguilera Nº 3, en Madrid, no solo porque es la que conozco, sino porque considero que las instalaciones y el equipamiento técnico, son de una calidad excepcional.  ECOX 4D, cuenta con 9 centros más, repartidos por el territorio nacional. Otra parte importantísima es el personal del centro, que hace que te sientas como en casa desde que entras, hasta el último momento. Quiero recalcar este aspecto, porque el hecho de que el profesional se involucre contigo durante todo el proceso, crea una sensación de bienestar que hace que la experiencia, sea inolvidable. A nosotros nos acompañaron Conchi, Marta y Celia.

Compra aquí nuestros test de ovulación y embarazo ultrasensibles Libertytest

Mi experiencia personal con la ecografía emocional  4D

Teníamos cita a las cuatro y media de la tarde y a esa hora exactamente es cuando me atendieron. No tuve que esperar, lo que agradecí mucho porque estábamos ansiosos por empezar. En ECOX, la sala de ecografías es bastante grande y confortable, donde cabe bastante gente, quiero decir, que puedes ir con tu familia y amigos. Nosotros fuimos con mis padres, pero calculamos que la sala era cómoda para unas seis o siete personas. Inmediatamente me tumbé en la camilla y empezamos.  El ambiente es súper relajante. La sala está en penumbra,  una música suave suena de fondo y en la pantalla de plasma que se encuentra en el centro, comienza a verse la imagen de tu hijo.

La verdad es que lo primero que sentí cuando vi su cara en el monitor, fue tan fuerte que empecé a llorar. Me imagino que esto tiene que ser algo sumamente habitual, porque os aseguro, que me había hecho a mí misma la promesa de no soltar ni una lágrima (una que es pudorosa) pero la emoción es tan grande que te desborda. Muchas veces he escuchado a otras mujeres hablar de este momento y está claro que hasta que no lo vives, es imposible hacerte una idea aproximada de lo fuerte que es esta experiencia.

Oscar, nuestro hijo, estaba la mar de a gusto dándonos la espalda, Conchi, me trajo un zumo y una chocolatina para intentar que el pequeñajo se diera la vuelta. No hubo suerte. Pasamos al plan B, así que, con mi zumo y mi chocolatina en el cuerpo, salimos del centro para pasear durante un rato y así, darle la oportunidad a Oscar de dar la cara.

El segundo intento fue todo un éxito. En esta ocasión, continuó con la ecografía Marta. Oscar estaba de cara y por fin pudimos verle perfectamente. Se chupó el dedo gordo del pie, abrió los ojos y la boca, nos saludó con la mano… bueno, toda la performance al completo. Tengo que decir, que aunque en mi caso hubo que “animar” a Oscar, lo más habitual es que el bebé esté de frente y se pueda hacer a la primera. No solo es emocionante verle la cara, sino el cuerpo entero, las piernas, brazos, los pies y las manitas que a mí, personalmente, me llaman mucho la atención… en fin, que disfrutamos cada minuto de las imágenes, por cierto, increíblemente nítidas.

¿Qué incluye la visita?

Bebé de 28 semanas en el vientre materno

Oscar

Al finalizar la ecografía 4D, Celia nos elaboró el reportaje gráfico. Incluye un DVD con el video de toda la sesión, para que puedas disfrutarlo todas las veces que quieras y todas las fotografías, que son muchas. Además, te imprimen dos fotografías que tú previamente has elegido, una de ellas con varias en distintos tamaños.

Por si esto no te parece suficiente, también te obsequian con muestras de primeras marcas para tu bebé. Sinceramente, es muchísimo más de lo que uno espera cuando acude a un centro de ecografías.

Mi opinión personal general

Sin duda un Cum Laude en centros de ecografía 4D para ECOX. A nivel emocional, una experiencia por la que merece la pena pasar para recordarlo durante el resto de tu vida. Recuerda que todas las sensaciones vividas ese día cuentan, por lo que te recomendamos que te rodees del equipo adecuado y las mejores instalaciones.

A Marta, Conchi y Celia, muchísimas gracias por el día más emocionante de mi vida.

¡Un abrazo!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.