Colecho tardío

Colecho tardío
Valora esta página

¿Duermes con tu hijo?

El colecho, es una práctica que suscita mucha polémica. Tanto sus detractores como sus seguidores, tienen buenos argumentos para defender su postura. Por eso, y debido a que cada opinión es válida, la conclusión es, que cada padre/madre, es libre de practicarlo.

Quería escribir este artículo, basándome en mi propia experiencia de colecho, ya que no es la más habitual y no lo descubrí hasta que mi hijo cumplió los 3 años.

Colecho con mamáCómo empezó la cosa

Pues en mi caso, cuando mi hijo comenzó a tener pesadillas. Los primeros días, me levantaba, le consolaba y me quedaba con él hasta que se volvía a dormir. Si a lo largo de la noche, me llamaba dos o tres veces, al día siguiente estábamos los dos para el arrastre. Nunca me planteé el colecho, porque tampoco me había interesado nunca, pero una noche, el tema me pilló especialmente cansada, y decidí llevarle a mi cama para no desvelarme, y ¿qué ocurrió? Pues que mi hijo durmió profundamente y del tirón. Oscar tenía pesadillas a diario, así que un buen día me dije: “me le llevo directamente a la cama cuando yo me acueste, y así, cuando tenga una pesadilla, no tengo que levantarme” pero entonces descubrí que si dormía en mí cama, no tenía pesadillas. Ya hace casi un año que mi hijo duerme conmigo y ni una sola noche, ni una, se ha despertado. Conclusión, los dos dormimos como lirones.

Colecho familiarMis miedos al colecho

Pues al principio, tuve la duda de si estaba haciendo bien, porque me preguntaba si esto no crearía en Oscar una dependencia excesiva y si realmente era bueno para él. En casa de su padre, duerme en su camita. Los niños tienen una capacidad de adaptación increíble. Él sabe perfectamente que en casa de mamá hay unas normas y que en casa de papá hay otras, y aunque en lo básico, pueden ser las mismas, cada familia es un mundo y cada casa tiene sus propias reglas. Oscar respeta estas diferencias y en mi opinión, no ha tenido ningún problema, ni en un caso, ni en otro.

Mi hijo es una personita bastante independiente, seguro de sí mismo y muy alegre. Creo que el hecho de sentirse seguro durante la noche, no ha hecho más que afianzar su propia autoestima. No veo que el hecho de dormir con su madre le haya vuelto ñoño, o inseguro, o diferente a cómo era. Simplemente ha dejado de tener pesadillas porque se siente seguro con mamá.

También es verdad que yo vivo sola con Oscar, y el colecho es más fácil que si tuviera pareja, entiendo que no es lo mismo que dormir tres en la misma cama, por eso comprendo perfectamente que no sea una opción factible para todo el mundo. En mi caso, hasta ahora, solo le he visto ventajas y despertarme con mi hijo dándome abracitos y besos, no lo cambio por nada en el mundo.

¡Un abrazo!

Tienda online de test de embarazo y test de ovulación

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *