Calcular la ovulación

¿Cómo calcular el momento de la ovulación?

Calcular la ovulacion, en primer lugar

Tenemos que partir de una base, que es, conocer la duración de nuestro ciclo. Calcular la ovulación es sencillo, si somos regulares. Por lo menos sabemos cuántos días pasan desde el comienzo de nuestra menstruación, hasta el último del ciclo (con una variación de un par de días). Esto no nos asegura que sepamos el día exacto de nuestra ovulación, pero ayuda mucho a calcularlo al comprar test de ovulación. Más adelante veremos las fases del ciclo, lo que nos ayudará a comprender cómo funciona nuestro cuerpo.

Si eres irregular, lo tienes un poco más difícil. Seguramente tendrás que gastar más test de ovulación para encontrar el pico de subida de hormona luteinizante, que precede a la ovulación en sí.

Las fases del ciclo menstrual

Existen tres fases, la primera va desde el primer día del sangrado hasta que este finaliza y se denomina fase menstrual o fase hemorrágica. La segunda, es la fase folicular y va desde el final de la fase menstrual, a la ovulación. Durante esta última, se comienza a segregar estrógenos y  comienza a madurar el folículo del que finalmente saldrá el óvulo.

La tercera y quizás más interesante de las fases es la lútea. En ella, no solo se producen estrógenos, sino también una gran cantidad de progesterona. La progesterona tiene como finalidad, preparar tu cuerpo para un posible embarazo. En la fase lútea, el óvulo comienza su viaje hacia el útero. Solamente si es fecundado, llegará a su destino y se implantará, comenzando a crear una vida. En caso de no haber sido fecundado, se irá degradando hasta ser expulsado en la siguiente menstruación como una minúscula parte más del endometrio.

La duración de cada fase

Aquí está la clave para saber el día de la ovulación. La única fase que tiene una duración fija durante todos los meses, es la lútea. Vamos a utilizar un ciclo menstrual de 28 días como ejemplo. Lo más “perfecto” sería que la ovulación se diera el día 14 del ciclo. También, que la fase lútea tuviera una duración de otros 14 días. Esto es la media que suele durar la fase lútea en casi todos los casos, pero tampoco nos podemos basar en eso.

Una vez que conozcamos la duración de nuestra fase lútea, sabremos que siempre, será la misma, independientemente de la duración del resto de las fases. Por ejemplo, aunque tu ciclo sea de 28 días, puedes tener una fase lútea de tan solo 11 días, con lo cual, estarías ovulando el día 17 del ciclo y no el 14.

Conocer la duración de tu fase lútea te ayudará a utilizar los test de ovulación en los días más aproximados, evitando gastar grandes cantidades de test.

¿Qué pasa si soy irregular?

En los casos de mujeres irregulares, ayuda mucho observar el flujo vaginal. Unos días antes de producirse la ovulación, el flujo se vuelve algo más viscoso, como moco o clara de huevo. Es entonces cuando conviene empezar a utilizar los test de ovulación, ya que este signo precede al pico de subida de hormona luteinizante. Por supuesto e independientemente de localizar el día en el que ovulas, para ampliar la posibilidad de embarazo, se recomienda mantener relaciones sexuales desde el mismo momento en el que comiences a detectar el moco cervical.

Ten en cuenta que el moco cervical tiene la elasticidad suficiente como para no romperse si coges un poco con los dedos y los separas. Existen, como verás, muchas maneras de calcular la ovulación, aunque la más efectiva siempre, será utilizar test.

Pero al final… ¿Voy a saber qué día ovulo?

Pues seguramente sí, pero no vamos a engañarnos. Si eres sumamente irregular, vas a tener que echarle paciencia y observar mucho el funcionamiento de tu cuerpo. Muchas mujeres piensan que utilizar test de ovulación les asegura de alguna manera, quedarse embarazadas, pero lamentablemente esto es erróneo. Tranquila, cuando menos te lo esperes, habrás dado en el clavo, es cuestión de relajarse y perseverar.

¡Un abrazo!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.