LA BAJA DURANTE EL EMBARAZO

BAJA MÉDICA Y EMBARAZO

 

¿Qué tipos de baja puedes coger durante el embarazo?

Tipos de baja durante el embarazoBaja común por enfermedad. En cualquier momento durante el embarazo y no necesariamente por problemas relacionados con él. Aunque estés embarazada, puedes tener una gripe o cualquier enfermedad común a cualquier persona. La baja por IT, se cursará de manera habitual por los motivos que el médico considere.

Baja por riesgo en el embarazo. Esta baja, no es como una común, ya que para obtenerla, la madre no puede estar enferma, debe de estar totalmente sana. Te puedes acoger a esta baja desde cualquier momento de tu embarazo pero ten en cuenta que tu actual puesto de trabajo, tiene que conllevar un riesgo para tu salud o la del feto y siempre que la empresa no pueda reubicarte en otro puesto sin riesgo. Deberás estar al día en los pagos de cotizaciones y los trámites se harán a través de la mutua. La empresa deberá aportar un certificado en el que conste tu actividad en la empresa, los riesgos laborales que conlleva y la imposibilidad de colocarte en otro puesto de manera temporal. En menos de un mes, la mutua deberá comunicarte si te la conceden y en caso positivo, cobrarías el 100% de tu base de cotización.

Baja por maternidad. Lo recomendable es cogerla desde el mismo día que das a luz, porque aunque se puede solicitar a partir de la semana 30, luego te arrepentirás de no haber aprovechado la totalidad de las semanas con tu hijo. La baja por maternidad consta de 16 semanas, de las cuales, 6 son obligatoriamente después del parto, a partir de ahí, puedes cogerla cuando tú quieras. Cobrarías el 100% de tu base de cotización.

Baja por maternidad si soy trabajadora autónoma

El embarazo de la mujer trabajadora

Mientras no exista un problema de salud, puedes trabajar sin problemas

Mientras estés al día en el pago de tus cuotas a la Seguridad Social, puedes acceder a las mismas bajas que una trabajadora por cuenta ajena. Si arrastras alguna deuda (muy habitual en los tiempos que corren, sobre todo para nosotras las autónomas) te recomendamos que si puedes, regularices la situación para poder beneficiarte de la baja. Si aplazas la deuda, constará como que estás al día en los pagos y a partir del mismo momento en el que aplaces, podrás pedir la baja sin problemas. Eso sí, a partir de entonces, no podrás dejar de pagar ninguna cuota porque automáticamente, te retirarían el aplazamiento y cualquier prestación que te hubieran concedido.

Por la baja por enfermedad, no cobrarías durante los 3 primeros días, después y durante los siguientes 20 días, un 60% de tu base de cotización (lo más habitual es que sea el mínimo, unos 850€) y a partir de ahí, el 75% de estos 850€. Ten en cuenta, que mientras estás de baja no puedes facturar, a no ser que un trabajador autónomo haga el trabajo por ti. En este caso no tendrías que pagar nada, ya que el autónomo ya paga su propia cuota, pero si contratas a alguien para que lleve tu negocio, durante este tipo de baja no tendrías ninguna bonificación de la Seguridad Social y tendrías que pagar tú sus cotizaciones.

Durante la baja por maternidad, la Seguridad Social te bonifica el 100% de las cuotas de quién contrates para sustituirte, pero tienes que seguir pagando tu propia cuota y cobrarías también el 100% de tu base de cotización. Hasta mayo del 2012, teníamos una bonificación de nuestra cuota de autónomos durante un año, pero esta ayuda (como tantas otras) ha desaparecido.

Nuestra recomendación personal, es que se trabaje mientras esto no suponga un problema ya que los abusos en las bajas durante el embarazo son desgraciadamente más habituales de lo deseado, creando el pánico en el empresario a contratar mujeres y perjudicando así a la comunidad femenina.

En nuestra opinión, no se está cuidando mucho a la mujer embarazada a nivel laboral, las mujeres que trabajan por cuenta ajena tienen pánico a anunciar un embarazo en su empresa, y las autónomas nos atamos los machos para conseguir sobrevivir a tan poca ayuda (como diría un buen amigo: “lobos te coman”)

Esto es todo lo que puedo contaros porque es lo poco que conozco. Si existen otros tipos de baja, no estoy muy puesta en ellas y prefiero no hablar de lo que no entiendo.

¡Feliz embarazo y feliz baja!

¡Un abrazo!

Esta entrada fue publicada en DERECHOS DE LA EMBARAZADA. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a LA BAJA DURANTE EL EMBARAZO

  1. Pingback: FIN DE LAS AYUDAS A MADRES AUTÓNOMAS | Blog de LibertyTest.es

  2. Pingback: Anónimo

Los comentarios están cerrados.